Buscar este blog

domingo, abril 26, 2009

Razones para esperar







Tengo más de cuarenta años y, en estas cinco décadas, he visto pasar a muchos gobernantes. Mi recuerdo más antiguo, sólo un nombre, es el del dictador Onganía y alguna vez vi pasar a Lanusse por la puerta de casa. Recuerdo una infancia marcada por el Tío al gobierno y Perón al poder (la alegría de mi vieja, peronista ella, y el disimulado fastidio de mi padre; gorila culposo), mi adolescencia padeció a la más negra dictadura de nuestra historia y no me conté entre los que festejaron la llegada de Alfonsín porque, ese día, estaba visitando a una novia peronista del conurbano...

Voté, no hay por qué ocultarlo, a un falso caudillo riojano, cosas de ignorancia política y enseñanzas de un cura que unía la ilusión de dios con la ilusión del peronismo, y pude escuchar a "mis hermanos, los obreros de... Pérez" intentar justificar lo injustificable cuando se vendía medio país.

Dejé de lado las veleidades nacionales y populares, me opuse, desde mi lugar, a la entrega que hacía Carlos Saúl; estuve en marchas, carpas y volanteadas... no mucho, pero no me quedé sentado.

De más está decir que no volví a votar pejotistas de ninguna laya y siempre, vocación de perdedor, puse mi voto en la izquierda menos estúpida que pude hallar (difícil que el chancho chifle) esperando que algún diputado de esa bancada tuviera alguna idea para llevar al Congreso.

Soy bastante escéptico respecto del sistema democrático realmente existente, pero por supuesto lo prefiero a cualquiera de las otras alternativas; incluso las que presumen de superadoras. Siento un afecto especial por los anarquistas, aunque me cuido de sus cantos de sirenas; digo, Bakunin, Kropotkin y cía fueron maravillosos, pero demasiado roussonianos para mi gusto.

El Estado  será, siempre, la junta de gobierno de la clase dominante, como decía Illich, o un monstruo que se alimenta de nuestra energía en lo que coinciden Nietzche y Muad'dib, pero, sabido esto, uno puede acampar tranquilo al lado del ogro... cuidándose de sus intenciones y aprovechando sus intersticios. Muchas veces he comprobado que es tan estúpido, y tan cruel, como un troll...

Dicho esto no me gana el pesimismo. ¿Cómo se puede ser pesimista ante el curso de la Historia?. Quejarse, meramente, no resuelve nada, como tampoco lo soluciona actuar siempre al todo o nada. 

Entre los idiotas que mandan cadenas de mail contra este u otro gobierno y los cretinos que viven proclamando su intención de acabar con el sistema sólo hay, a mi modo de ver, una diferencia de ignorancia; los primeros no saben y se basan en antipatías personales (mirá la cartera de Cristina, por ejemplo), los segundos no entienden y sueñan con la famosa coyuntura revolucionaria (unámonos a los burgueses del campo, con ellos comienza la revolución, dicen)

Soy optimista porque los cambios dan comienzo lentamente, no por acción de un gobernante iluminado, tampoco por la  militancia de tipas y tipos angelicales y abnegados, sino por el trabajo colectivo de muchos y muchas que actúan, casi siempre, sin saber muy bien que están haciendo la Historia. 

Soy optimista porque los humanos nos perfeccionamos día a día y porque, basta haber pasado algunos días en los siglos que nos precedieron, el mundo actual hubiese sido considerado casi una utopía por cualquiera de los pensadores que vivieron entre los tiempos de Moro y los de Wells.  Casi una utopía, digo, y no ignoro las hambrunas, las epidemias, la formidable corrupción, el desencanto y la mentira... pero estos árboles, amenazadores y todo, no me tapan el bosque.

Unos pasos, unos siglos, más adelante están 
los ateos, 
los socialistas sinceros (más allá de eqtiquetas), 
los que se juegan por las libertades más básicas, 
los y las activistas gays y lesbianas, 
los científicos que asumen el compromiso de ahuyentar las tinieblas de la falsa conciencia, 
los delegados sindicales que se juegan por sus compañeras y compañeros, 
los maestros, 
las actrices y los actores que crean mundos alternativos para mostrar que el cambio es la única realidad, 
los filósofos, 
los políticos (pocos) que entienden su tarea como la construcción de una democracia en la que ya no sean necesarios, 
los obreros de las fábricas recuperadas, 
los músicos, 
los jóvenes que escriben canciones contra el sistema, 
las putas que se organizan para pelear por su dignidad, 
las Madres, 
los Escritores, 
hasta algún que otro religioso que, atrevido, rompe los moldes de su represiva fe...


Y también están los que no dan la talla, para ciertos exquisitos que la juegan de inspectores de corrección política (potables o no , como decía allá por los ochenta una buena amiga), los que hacemos lo que podemos. Los que no somos de esos indispensables que reclamaba Brecht, pero que también avanzamos a tientas por la floresta en busca de un claro desde donde vislumbrar un mundo en el que valga la pena vivir.
Y sí, no somos lo mejor ni de lejos, pero día a día hacemos lo que podemos para que los valores en los que creemos sean moneda corriente en nuestro pequeño espacio de vida.


6 comentarios:

lidia dijo...

OH! POR DECIR ALGO BIENVENIDO! ME PASA POR MI CEREBRITO QUE TODO NO ES TAN BELLO COMO TU LO DICES...ES QUE LO DICES TAN TAN CONVENCIDO QUE SI MI CEREBRITO NO PANSARA...ESTARIA 100 POR 100 DE ACUERDO.ES VERDAD TODAS LAS COSAS QUE ENUMARAS QUE HAY...PERO A MI ME IMPORTA UN CUERNO QUE LA SRA.SEA LINDA,FEA,VISTA ARMANI O TAPARRABOS, TIENE UN DISCURSO BRILLANTE SIN CONTENIDOS PROFUNDOS...DEJEMOSLA EN PAZ!MIENTRAS TANTO NOS HUNDIMOS MAS...
UN BESO ENORME
LIDIA

Ani Ríos Lumini dijo...

Me encanto tu nota... supongo que cierto, la gente que realemente hace cosas que son productivas es tal vez aquella q nisiquiera tiene concienciadde lo que hace. Y no, los que dicen que hacen mucho y ya vemos... no hacen nada. Estoy bastante cansada ya de esta situación...y aveces me da bronca ver tanta ignoracia y tanto meneje...
pero intento recuperar todos los dias el valor de creer, de confiar, de proyctar, de vivir!
saludos!

Gus dijo...

Nunca dije, mi estimada y lúcida amiga, que todo sea bello. Hay mucha mierda dando vueltas, mentiras, basuras, dolor y muerte... basta mirar alrededor para notarlo. Algunos, ante todo ello, se consuelan pensando que lo importante es la paz interior, como los gnósticos del siglo II, viven una ilusión. Otros, sin cojones para enfrentarlo, se desquitan con la queja y el cinismo. No adhiero a ninguno de los dos, me gusta más la dialéctica con su tensión permanente... la Utopía está cerca; pero todavía no ha llegado. La Distopia está entre nosotros, pero no es indestructible.
En cuanto a hundirnos y en lo que se refiere a CFK, no se le puede pedir peras a un olmo, es peronista y eso marca sus límites, pero tiene a su favor que no desprecia, como otros, a su propio pueblo... quizás se aproveche, seguramente se enriquezca, es obvio que es mezquina, sectaria y algo soberbia... no tiene, pese a todo, la mentalidad cipaya (perdón por el setentismo) de Carrió...

Gus dijo...

Gracias Ani... la bronca es buena, cuando no se queda en ella. Al menos es lo que pienso!

lidia dijo...

COMO SIEMPRE EN ALGO ACORDAMOS Y EN MUCHO DISCREPAMOS...POR SUERTE!LO QUE NO VEO ES LA UTOPIA-SEMANTICA APARTE- SINO UNA SUERTE DE ENTROPIA DONDE ESTAMOS METIDOS,SIN QUERERLO,QUERIENDO ,EN DISCUCIONES TONTAS QUE NO SUBEN D NIVEL NI DOS ESCALONES.SOLO SON ARREGLOS ESPUREOS-ESO CREO-PARA ENTRETENE UN RATITO NO MAS A LAS PERSONAS...Y LAS LLEVO Y TRAIGO,NO SOLO EN MICRO, SINO CON FALACIAS!QUE ES MUCHO PEOR...LO DEL 28 ES UNA JODA...PORQUE GANE QUIEN GANE,EL PEJECUTIVO TIENE LA FACULTAD,OTORGADA POR ESE CONGRESO, DE DICTAR LEYE O DECRETOS DE NECESIDAD Y URGENCIA!NO POR NADA ESTA DECRETADA LA EMERGENCIA PROVINCIAL-BUENOS AIRES- DIGO...EN FIN...UN MANTO DE PIEDAD POR FAVOR! SOLO ESO Y A VECES NI ME CONFROMA!ANDO QUERIENDO CAMBIAR CABEZAS,PERO DE A UNA ESTA MUY FEO! NO ENTRAK VA HA HACER!
LIDIA
BESUQUEIRA

lidia dijo...

gustavo no se que cuernos hice con edicion...pero a traves de ella,no podia poner nada...borre un algo que habia agragado...y puse en su lugar el html correspondiente al geovisite...luego de unas horas,varias, de acierto y error
saludos gracias
lidia