Buscar este blog

domingo, marzo 28, 2010

Identidades

Escucho música.
Alterno entre Huey Lewis (si lo recordás estás revelando tu edad) y Mozart; ecléctico el pibe!

Escribo, navego por la Wikipedia (cinco horas ayer editando un artículo), me doy una vuelta por el Caralibro (¡me encantó la traducción!) y disfruto de la vida en este domingo soleado.

Después del almuerzo corrijo las tareas de vacaciones y me dejo llevar por la placidez de estar en mi casa, junto a la mujer que amo, pensando que la vida, la verdadera vida, es esto que me pasa. El momento, el instante en que lo Eterno se funde con lo Transitorio y uno puede sentirse casi un dios...

Y con lo dicho basta!

2 comentarios:

SILVINA dijo...

¡Qué hermosa metáfora, tu identidad!

SILVINA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.