Buscar este blog

viernes, abril 16, 2010

Escépticos


La semana pasada Mario Bunge estuvo en la Argentina. Con su habitual desenfado se explayó sobre sus temas favoritos e impugnó, como acostumbra, lo que él denomina pseudociencias. Atacó, en especial, al psicoanálisis; al cual califica de “macana” y dejó caer unas cuantas ironías sobre su vigencia en un país como el nuestro.
Bunge y el psicoanálisis, por supuesto, son sólo una excusa.
Un pretexto para hablar de aquellos que, como él, se han atrevido a levantar la voz contra ciertas unanimidades.
Ante la caterva de magos, ocultistas, charlatantes y deshonestos que andan por este mundo nuestro vendiendo sus falsos misterios, muchos han reaccionado enérgicamente para decir: ¡un momento!, ¿qué pruebas tienes para afirmar cosas tan extraordinarias
O, más directamente; ¡dejá de batirla, che!
Estas personas, valientes para desafiar las convenciones y tenaces como todo aquel que está convencido de su misión, son conocidas como escépticos.
Un escéptico es alguien que duda.
No se trata de un negador sistemático, de un pesimista ni, mucho menos, de alguien de mente estrecha.
Es un hombre, o una mujer, que considera que la razón debería ser una guía para investigar el mundo.
Es un curioso que no se convence fácilmente.
Un inspector de ideas, si así lo prefieren.
Se ha dicho que el padre de la ciencia es el asombro, y es verdad, pero el asombro puede dar lugar a muy diversas conclusiones. La madre de la ciencia, única como toda madre, es la duda. Sin el asombro tendríamos una ciencia de lo obvio, de la banalidad, sin la duda tendríamos saberes vagabundos, incapaces de formar una trama coherente.
El escéptico recupera la tradición científica de dudar y hace bien. Suele, una lástima, olvidarse del asombro y allí está su límite.
Como don Mario, valiente sembrador de dudas, pero receloso ante la hierba de lo nunca antes imaginado.

5 comentarios:

Ani Ríos Lumini dijo...

Entonces permítaseme la duda respecto a si el psicoanálisis es una macana o no?

Gus dijo...

Para eso, estimada, tendrá que esperar un próximo blog (tal vez en Preguntas definitivas) donde me despacho con este tema.
Pero, para no dejarte con la intriga, te diré que el psicoanálisis no es, en mi modesto punto de vista, ninguna macana... pero Bunge es positivista de línea dura y no ve, o no quiere ver, el lado oscuro de la conciencia.

lidia dijo...

Hola Gus, soy un producto marcado,por el psicoanalisis, que entre pitos y flautas, me hicieron ir desde mi infancia,hasta mi madurez? no se quien dijo que la madurez llega cuando ponen la tapa en el cajon de la muerte,bien al no haber sido un producto del amor, sino todo lo contrario,segui la huella tratando de comprenderme,en principio y de comprender a los otros,los aquellos, y por fortuna padezco una buena neurosis,que me permite hacer catarsis,frente a quin corresponda, y no quedarme en la queja,por la queja misma, por otro lado este analisis permanente,no te deja vivir,por lo tanto habiendo comprendido,mas o menos,tu vida,suelta la mano del psic de turno y VIVI!!!!!! como puedas,como puedas...
un abrazote
lidia-la escriba my trastornada

silvina dijo...

el psicoanalisis y el amor son las únicas cosas en las que he podido creer. En el fondo se trata de lo mismo. Sin certezas, como toda neurótica.

lidia dijo...

gus no vuelvo a comentar,lo ya comentado, aca, una pregunta:vos sos que en mi blog,pone interesante,en algunos trabajos?...ando al reves del mundo,soy curiosa,no te conte que pubicaron una antologia poetica DEXEO EDITORES-MADRID-LONDRES, con 3 poemas míos...y esta en impresion 3 libros solo con mi trabajo,me sentí reconocida,cuando por correo comun me llegó la antología...algo subio mi hijo, esta en el blog, y me enviaran los libros-sin costo-por correo común...a veces alguien lee, por ahí...pero la vida continua,como todos los días , no me quedo parada, sino disfrutanto...la puta que vale la pena estar vivo! copia
un abrazo hace mucho que no se nada de vos...
lidia-la escriba