Buscar este blog

miércoles, mayo 30, 2007

De lunas azules


Muy contenta Belén, mi hija, vino con la noticia:
¡Papi, papi, el jueves vamos a tener una luna azul!
¿Una qué?- pregunté mientras jugaba con Daniel.
Una luna azul, lo dijo la seño...- agregó; imaginando mi siguiente comentario remató- no me preguntes qué es... pero se va a ver azul. Si no me creés- generación web al fin y al cabo- buscalo por Internet.
Y así lo hice.
Uno tras otros los medios masivos de nuestro país se copiaban la noticia:
Luna azul
decía uno
azulada
agregaba otro
se verá la luna de un intenso color azulino
adjetivaba el de más allá...
así estará nuestro cielo
se regodeaba el más audaz, como epígrafe de una foto bañada en suave luz cian.

Pero...

¿De verdad tendremos una luna azul sobre la gris ciudad de Rosario?

Sí es cierto, el jueves, o viernes según se mire, tendremos la ocasión de contemplar la luna azul... espectáculo al cual se sumará la ocultación, por parte de la Blanca Señora, de la brillante estrella Antares en la constelación de Escorpio.

Me temo, sin embargo, que debo, una vez más, desilusionarlos. No veremos a la luna de color azul. No esta vez al menos.

Luna azul es la traducción literal de la expresión anglosajona "blue moon" (belewe mone en inglés medio) y alude a un suceso extraordinario, raro o directamente imposible (como decir:el día del arquero).

Ahora bien; como todos sabemos los meses del años son determinados, más o menos, por las fases de la luna, es decir que en cada mes calendario podemos ver las siguientes fases: Luna Nueva, Cuarto Creciente, Luna Llena y Cuarto Menguante... fijate en el almanaque del almacenero para más datos...

En contadas ocasiones, sin embargo, puede pasar que en un determinado mes podamos ver una vez más, antes de su final, la Luna Llena. Cuando esto sucede se dice (en los países de habla inglesa) que estamos en presencia de una Luna Azul.
Por supuesto esto no significa que nuestro satélite cambie, real o aparentemente, de color; sólo es una manera de indicar la rareza del fenómeno.

De hecho en un primer momento Luna Azul indicaba la cuarta luna llena de una estación, dando un año solar de ¡trece meses! con claras connotaciones de mala fortuna; por una de esas inexactitudes que tanto me fascinan una revista astronómica interpretó mal el término y le dio la acepción actual:la segunda de dos lunas llenas en el mismo mes calendario.

Añado, de paso, para los amantes de lo oculto (sí para vos, que pinchás muñequitos de cera...) que la segunda Luna Nueva en un mes, obviamente menos perceptible, se llama

Luna Negra
y está especialmente indicada para llevar a cabo operaciones de brujería...


Todo esto, simple de entender y fácil de hallar en una somera búsqueda "googlera", fue ignorado por los medios (argentinos, los más) aludidos que prefirieron delirar con lunas de tonos turquesa o cielos de color tan "azzurro" como la camiseta de la selección italiana de fútbol... siempre con esa irresponsabilidad tan amena que manejan frente a los despachos de las agencias de noticias.

Pero...¿veremos alguna vez la luna del color del cielo, del color del mar?

¡Por supuesto!, pero esto no depende de las fases de la luna y, por lo tanto, nadie puede predecir cuando va a ocurrir



El color de nuestra acompañante nocturna es de un amarillo desvaído, casi como el de la arena mojada; la vemos, empero, tan blanca por el contraste entre su brillo y el del oscuro cielo circundante... en ocasiones al crepúsculo, por ejemplo, las partículas de polvo (en suspensión) en el aire nos permiten tener una imagen de ella en diversas variedades de rojo... dado que filtran los demás ,colores.
Pues bien, por el mismo fenómeno, si en el aire hay partículas de un determinado tamaño (cerca de 1 micrón o sea una milésima de milímetro) entonces éstas actúan como filtro del rojo y permiten el paso de la luz azul dándole esa tonalidad al satélite natural de la Tierra.
¿Y cuando pasa eso?
Cuando hay ceniza en el ambiente, sobre todo después de una erupción volcánica (los años que siguieron a la del Krakatoa fueron pródigos en esta tonalidad) o de una intensa, muy intensa, quema de pastizales.

Bueno Belén, dije al teléfono,esta es la explicación de la luna azul... lo investigué en Internet y...

Pero mi hijita ya se había quedado dormida.

1 comentario:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.